lunes, 29 de junio de 2009

CRISIS EN LA IZQUIERDA.

El editorial del pasado mes en nuestra revista vecinal, “Pedimos La Palabra”, nos invitaba a la reflexión.

La primera reflexión es, que la derecha ha ganado las elecciones europeas, y se apodera del continente y el contenido de Europa, en relación con España, gana el PP, e IU conserva tímidamente lo que tenía, que es, hambre para hoy e indigestión para mañana.

Los grandes articulistas en sus opiniones en prensa escrita, coinciden totalmente con los que somos meros aficionados, la crisis de la izquierda es más profunda que la económica; los sindicatos de clase, hace años que no van a clase, y burocratizados, olvidan su clase porque ya no pertenecen a ella.

En los presupuestos generales, autonómicos y locales, que son públicos, observamos con preocupación, como en poblaciones de 2ª clase, por número de habitantes, los sueldos de los concejales son casi iguales a los de los ministros del Gobierno de España, los cargos de confianza se multiplican en los partidos gobernantes, y esto, es un clamor popular ante la soledad y el desamparo de un parado mileurista.

Hoy no entraré en la gestión de los gobiernos, tan sólo en la maquinaria ingente humana que cada mañana ponen en marcha las administraciones, donde una gestión relacionada con cooperación, asuntos sociales, y sanidad, tiene un costo en personal elevado para la cuantía que se presta, o el tratamiento de nuestros enfermos más graves.

La derecha hace aguas en Sanidad, pero los gobiernos de izquierda también hacen aguas en asuntos sociales, tan delicados como son éstos, derivando a Cáritas un problema de todos, y esto es lo que debería diferenciar de la derecha, según lo pregonado.

La profesionalización de la política y sus satélites, hace que las ideologías dejen de serlo, en especial en la izquierda, entre la calle y el despacho se pierde el ideal y el sentido de izquierdas y la izquierda del sentido.

Tras las elecciones europeas, la Esperanza negra, barrerá en Madrid en las próximas elecciones, hasta picoteará votos del sur de nuestra comunidad, aprovechando la dormidera de la izquierda, y el partido de Rosa Díez, podría alcanzar el 5%, y ULEG conservar su concejal, el futuro de la izquierda y los independientes se viste de nubes grises, la derecha puede ganar, no por sus méritos, sino por los desméritos de la izquierda.

PSL e IU, no se pueden salvar con los militantes jubilados, que acuden a los refrigerios institucionales y al verbeneo a los que tienen derecho, porque esto es muy poco.

Con políticos profesionales, sindicatos burocratizados, altos sueldos y malos ejemplos de austeridad, la izquierda en breve entrará en “cuidados paliativos” y en la sanidad política, en el tratamiento ideológico, no tenemos en Leganés, un inocente, bueno y mártir Doctor Montes.

La izquierda difícilmente puede mejorar, se han metido en un virus crónico y debilitante, por culpa de su opulencia, su lujo y cierto derroche de dinero público en época de crisis, y esto les lleva a tambalearse en nuestro sur.

Y ¡ojo! con las generales, perder el sur, es perderlas, salvo lo que rebañe Zapatero en Cataluña, pero no podemos fiarnos del milagro del talonario y las transferencias, Cataluña alcanzado lo pretendido, es y será de CIU.

José Manuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario