lunes, 15 de junio de 2009

EL VIRUS LEGANENSE.

Espolvorea Leganés,

como la parva manchega,

motas que provocan toses

y a la vez irritan, ciegan.

Y un crepúsculo de luna

le hace una ciudad infecta,

un virus entre ventiscas

va devorando y no cesa.

¿De dónde saldrá el milagro

y la sacra sabia ciencia

que sepa limpiar maldades,

virus y malas bacterias?

JOSMAN.

Publicar un comentario