jueves, 25 de junio de 2009

FAUNA INTESTINAL.

Todos llevamos heces en nuestro intestino, pero cada uno llevamos lo nuestro, lo malo es en algunos partidos políticos que… Acaba sabiéndose como los embarazos, antes de salir la podredumbre suele producir ventosidades, y el hedor les delata, y los embarazos, al margen del vientre abultado, se termina viendo y oyéndose como nace el niño con su llanto generalmente, los niños casi siempre lloran por llorar, sin tener nada que provoque su llanto, en la política si se sabe lo que nos provoca el llanto a los ciudadanos.

Todos los partidos tienen

una fauna intestinal,

rebozada de excrementos

que en un cuerpo animal

e4s común y necesario.

Pero en aquellos que nos administran

y juegan a gobernar,

les delata el ventoseo

que precede al temporal…

La mierda y el embarazo

no se pueden ocultar,

la primera lanza hedor,

y el segundo usa pañal,

y casi siempre el nacido

llora y llora, por llorar.

Leganés, 25 de junio de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario