martes, 23 de junio de 2009

EL CUENTO DE MI SUEÑO ESCOLAR

Cuando los poetas amateur, soñamos que somos alcaldes, rumiamos verdades o se avecina un desastre.

Dice algún psiquiatra y algún experto en lo esotérico que, en los sueños siempre aparece una verdad enmascarada.

Yo soñé anoche, que, era alcalde de Leganés, curiosamente de “Ciudadanos Butarqueños” era un nuevo partido que gobernaba en coalición con “Verdes Pepineros” éstos se dedicaban solamente a los “Helechos Alborescentes” y a sostener lo insostenible que habían dejado los socialistas manga por hombro y hombro por pernera.

Yo me incliné con todo mi esfuerzo a la enseñanza pública, recogiendo firmas, en mercados, iglesias y plazas virginales y raezianas y otras agnósticas.

Defendía la enseñanza pública para mis vecinos, pero con mis 80.000 euros anuales, a mis nietos los matriculé en un Colegio privado de Nuevavilla de los Pardillos alboreados, yo no quería que mis nietos se educaran y apardillaran con los hijos y nietos del pueblo soberano que me había votado.

Mi sueño era un verdadero gozo, hasta comía en él, en Las Dehesillas, El Changó, y la Chopera, las mejores carnes de ternera abulense.

Para mostrar mi gestión cada mes colaboraba con las auditorias que me abría la oposición minimizada del PP, PSL, IU y ULEG, pero lo bueno dura poco, como los gozos, de pronto desperté…

Y Alarico Rubio de IU, me zarandeaba por los hombros y mirándome a los ojos me dijo: “Josman, si tan social eres, y estas conmigo en la lucha por la defensa de la enseñanza pública ¿por qué llevas a tus nietos a ….? No se indica el Colegio por seguridad de mis nietos.

Yo le contesté: Mi buen Alarico, como dicen los malos curas y los malos políticos, “haced lo que yo os digo y no lo que yo hago”

¡Ay, Alarico, camarada mío, mitinear y predicar en política, sólo es un escaparate, yo, hoy por hoy, sí, soy abuelo, pero soy tu alcalde.

Alarico, se fue dando un portazo y diciendo: “que locura la de los sueños, que cuando un hombre ostenta el poder en ellos, arremete con la enseñanza pública, con gorriones y jilgueros”

Y yo le contesté desde el vierteaguas de mi terraza: Alaricooooooooo, los ideales los perdemos al hacernos ricooooos.

Leganés, 23 de junio de 2009

José Manuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario