jueves, 4 de marzo de 2010

REJAS ETERNAS, ¡MALDITAS!

Parques, vallas, rejas eternas, ¡malditas!




Los juncos del Butarque

barruntan la primavera,

cuando agoniza febrero

verdean, casi musitan

a una leve y suave brisa

que al arroyo acaricia.




Crecen y se multiplican,

no saben quien les gobierna,

y cuando ven lo que escribo

y voy uniendo las letras

con miradas confundidas,

se preguntan en silencio,

¿por qué Leganés suspira

ante un gobierno que yerra?




¿Por qué escribo estas poesías,

estos destellos que claman

su profunda rebeldía?

¡Ay, los juncos del Butarque,

pies de agua es su vida!

Leganés también verdea,

violadamente niña,

rosa enrejada, sangrante,

¡rejas eternas, malditas!




Leganés, 4 de marzo de 2010



JOSMAN.


Publicar un comentario