lunes, 22 de marzo de 2010

SANTIAGO LLORENTE, (PSOE) Y EL SAPO

Antes de nada, les contaré una anécdota que describe Sorkunde Francés, entre la infanta María, que llegaría a ser reina de Portugal y su madre, Isabel I la Católica, hablaban de la forma de gobernar los reinos, y le dijo María: “Yo me pregunto Señora. Si una idea es buena, ¿por qué no es seguida por todos? ¿es que acaso la verdad no es más estimable que la mentira?”

Contestó Isabel I:” Cuando conozcáis los resortes del corazón humano, comprobaréis que hay una abismo de distancia entre lo que se piensa rectamente con la razón y la determinación de los actos. A menudo no guardan relación alguna. En lugar de hacerse lo que es conveniente, se hace lo que más me conviene a mí…”

Los políticos de Leganés, deben de analizar lo citado, de otro modo es, como gobernar hace 500 años.

Las señales de prohibido aparcar o estacionar, siguen sin ser colocadas, en fin en Leganés nada se sostiene, lo sostenible es una asignatura pendiente a un año de unas nuevas elecciones municipales, y conviene recordar que, quien no pone una placa, ¿que hará con lo más difícil de ejecutar?

En fin, yo quería este mes dedicárselo al alcalde y parece ser que tropiezo con una concejalía “llorentiana” ¿lenta, apática o desganada?

Y que en vez de Montoya, este mes, las musas se me inclinan por el Concejal de Sostenibilidad.


¡Ay, Santiago Llorente, concejal insostenible,

que nunca pone la placa, que estacionar nos prohíbe!

Luego llega Laura Oliva con la vara de medirte.

¡Ay, Santiago, Santiago, no juegues al escondite,

no despiertes a las musas, de aquél que puede escribirte!



Y las placas sin poner,

Santiago, Santiago,

y los vecinos cayendo

en las “olivares” manos.

Recaudar y recaudar,

denunciar y atragantaros.

¡Os van a subir las multas

hasta el ombligo cuadrado…!

La ciudad insostenible,

es un “calvario” de clavos,

se construye y se abandona,

brilla cuando inauguramos,

y después, cual “La Cantera”

todo se nos viene a cachos.

Tan sólo en los “planes E”

las aceras reparamos,

quitamos el aligustre

por poner hierros forjados.

¿Una ciudad sostenible,

un concejal sin peldaño?

¡Si carece de escalera

siempre andará muy abajo!

Laura Oliva, oliva verde,

Santiago, Santiago,

no cesarán estos versos…

después de la lluvia, barro…

Después de malas gestiones,

el coplero escribe alto

para estos concejales.

¡Mejor que gobierne un sapo,

que nos divierta a todos

saltando sobre los charcos!



Leganés, 22 de marzo de 2010

José Manuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario