lunes, 6 de abril de 2015

DE LIBERTO MALASAÑA A CERVANTES.


Cervantes.

Tras ese paseo matinal de sólo dos kilómetros, me encuentro a uno de los mejores poetas que vive en este Leganés de nuestros amores y desvelos.

Es Liberto Malasaña, repasamos la política actual, y le cuento la novela que acabo de leer: "Asesinato en la casa de Cervantes"  y que releo para rumiarla mejor algunas noches.

Juan Eslava Galán, retrata aquella España, aunque no figuran en la novela las Españas que incluía el continente americano.

Éste gran escritor, pone en boca de Cervantes, lo que realmente pensaba Cervantes, lo que muchos intentamos entender de la gran metáfora de su Quijote.

Y leyendo como era la corte en Valladolid en 1606 y, viendo ésta España de hoy, salvo las tecnologías modernas, y erradicar el alfabetismo, seguimos igual, ayer lo decía en éste humilde blog.

Este mes vuelve a bajar el paro, todos nos alegramos, pero los salarios van a la baja, y contradiciendo el art. 35 de la Constitución, un solo trabajador no puede sustentar su hogar y a su familia, por mínima que sea,  hay salarios de 500 y 600 Euros al mes, por ello esa pobreza energética que vemos hasta en este Leganés nuestro, del que dice su himno "Acogidos al amparo de tu generoso seno", pero aquí no se acoge a nadie, ni se ampara a nadie ni hay seno, también es verdad las limitaciones municipales, pero salvo las ONGs, como Cáritas y una subvención a ésta, poco más, pocos samaritanos los poderes públicos todos y de todos los colores.

A los parados, que son 17.000 en Leganés -en edad activa-, cerca de 10.000 sin prestación, malviviendo de paupérrimas pensiones de los abuelos, que alguno ha regresado de la residencia al domicilio, porque con el pago de residencia comemos todos...

Los que tenemos una pequeña pensión aún resistimos. Todo empezó con Felipe González cuando la Caja Postal de Ahorros se convirtió en Argentaria y se privatizó hasta el aliento.

Los socialistas hicieron el trabajo al PP, los conservadores solo añadieron unos flecos, y convirtieron España en este cortijo,  y descubrimos lo que son las puertas giratorias, y la luz y el gas se dispararon hasta  obstaculizar la energía solar, entre otras.

Ahora sacan restos óseos de Cervantes, cuando Cervantes hubiera arremetido contra ésta gente, como lo hizo con el Duque de Medina, como hizo Quevedo con el Conde Duque de Olivares.

Reitero, que El Quijote no hay que leerlo con risas, hay que sacarle la médula, como de niño yo me peleaba por el hueso de caña que mi madre añadía al cocido madrileño.

Me voy a la óptica y Liberto Malasaña sigue buscando gorriones con esas migas de pan metafóricas.
Y viendo y pensando en los que están peor que yo, me pregunto si con muchos que me cruzo, en éste hoy, quisieran ser, pajes, muleros y apagavelas de algún Duque de Lerma en la corte de Felipe III, y de ese modo alimentar a sus hijos, comprar sus libros y pagar los altos recibos de la luz, sí trabajo digno, sueldos dignos, aunque fuera de apagavelas de una aristocracia que aún no se ha bajado del caballo de aquella España tan corrupta como la de hoy. 

Sólo se cambió el nombre de burguesía a el capìtal o capitalistas, como la Aspirina que también lo llamamos y es  Acido acetílsalicílico.

JOSMAN.





Publicar un comentario