martes, 14 de abril de 2015

UN PECADO AJENO, ME ACARREA EL RETIRO.



Como Pericles he permitido y he vulnerado mi propia ley ética, y esto, es mi fin como lo fue el de él, donde he puesto mi voz y mi pequeña creatividad, jamás me han comprado  ni me he vendido por dinero, al ser sólo un mal aficionado.

Un concejal de Leganés, con buen criterio ha dicho qué, el pequeño colectivo al que represento cobró 3 Euros por entrada, en un acto que organizó con una obra teatral por una compañía amateur venida de CUENCA, en la cual no tuve ninguna intervención, desde 1998 no he actuado en teatro.

Fuera como fuera, pequé al no impedirlo, como Pericles, que quiso hacer ateniense a su hijo con Asparsia, vulnerando su propia ley, sobre hijos con extranjeras/os.

Las entidades sin animo de lucro no deben de lucrarse en un céntimo de Euro, aunque aquellos 3 Euros fueron para los artistas que vinieron, y dicho acto estaba al margen de las actividades que reciben subvención.


Pero Carlos Delgado de ULEG, me lo recriminó, como debe de ser, y yo debo ser criticado en lo que he permitido, este año no pediremos subvención, o al menos yo.

No obstante, en la medida que pueda fiscalizaré a los políticos, las subvenciones al LEGA, y otras, porque la pureza de sangre de mi declive la exigiré también de los cargos públicos.

Yo pagaré el pecado de un octogenario, y es de justicia, con ello llega por fin el final de mi vida en la candilejas, pero no el retiro de mi pluma y mi tintero.

Del mismo modo tendré que informarme si el Leganés club de fútbol, recibe subvenciones del Ayuntamiento, siendo un club privado con ánimo de lucro, y si por ello, los concejales tienen pases gratuitos a los partidos, aunque a su vez sean socios a modo particular, por registro municipal preguntare al alcalde- presidente con arreglo al derecho de petición. Art. 29 de la Constitución.


JOSMAN.
Publicar un comentario