miércoles, 5 de agosto de 2009

ANDAR, ANDAR, O CORRER Y CORRER.

Cuando pasan los años sobre caminos perdidos
es cuando el hombre se encuentra.
Sin embargo, cuando pasa por sendas ya encontradas,
es cuando el hombre se pierde,
porque piensa en la nada del vacío.

Yo conozco los dos viajes, sendas. caminos, paisajes,
tienen los dos las mismas luces.
Pero los perdidos tienen la sombra,
la nebulosa tétrica del miedo.

La sombra te hace pensar, la nebulosa temer,
y el miedo estar vencido y vencer.

En los caminos perdidos está la universidad del saber.
En la senda conocida:
andar, andar o correr y correr.

Leganés, 5 de agosto de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario