sábado, 1 de agosto de 2009

DE LAS CAMPANAS A LOS TRINOS.

Esta noche has soñado, soñar, a veces son dulces los sueños, pero otras sin hallar explicación, son campanas que taladran nuestro cerebro, para esto sólo existe la paciencia de esperar la alborada y sentir el esplendor de la vida con los trinos de los pajarillos.

Las campanas de la noche replican en tus oídos,

asustan en pleno sueño, porque parecen martillos

los badajos que oscilantes te estremecen los sentidos.

Campanas de medianoche… estás soñando conmigo,

cierra la ventana, cierra, y acógeme en tu nido,

que el eco de las campanas se va apagando, cariño.

Después de la noche oscura, viene el alba y no es lo mismo,

hojas verdes, cielo azul, se multiplican los trinos.

¡Qué al dormirse las campanas despiertan los pajarillos!

Leganés, 1 de agosto de 2009


JOSMAN.

Publicar un comentario