sábado, 29 de agosto de 2009

SUENAN PASOS DE PLOMO.

El río-arroyo Butarque de Leganés, tiene un puente donde se oculta el miedo, una vieja leyenda dice que, al llegar a él, la gente se despreocupa, a pesar de que alquien ha dicho sentir unos pasos pesados, unos pasos crueles, como de pies de plomo.

Donde se oculta el miedo
bajo un puente del arroyo,
hay una rana croando
que distrae mis pensamientos.

Por donde el agua resbala
un pato blanco y hambriento
me pide migas de pan,
me mira frente a sus crías
y se marcha,
más que andando va corriendo,
porque avanza la tarde y muere.

Y los demonios leganenses,
ahora, lo invaden todo,
y en su invisible presencia
dejan un sonido cruel,
suenan sus pasos de plomo
y yo también siento miedo,
mucho más miedo,
¡y que demonios!, me echo a correr...

Leganés, 29 de agosto de 2009

José Manuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario