jueves, 20 de agosto de 2009

DESAYUNOS TAURINOS II (EN VERSO)

¡Que sabrosos, que delicia,

los desayunos taurinos!

Invítame Montoya,

a mí, que del pueblo escribo,

y aunque no entiendo de cuernos,

ni del coso en día festivo,

no me vendría muy mal

un humilde aperitivo

con los chicos de la prensa

y concejales amigos…

Algún familiar que otro:

mujer, abuelos y niños…

Más que bocatas, Montoya,

Más que bocata Alarico.

Que no sólo de éstas coplas

vive un poeta maldito.

¡Que sabroso, que delicia,

los desayunos taurinos!

Acompañado de Campos,

y debatirme contigo

que la ciudad anda mal,

y el consistorio lo mismo.

¡Y que bien que paga el pueblo,

aunque él no esté nutrido!

Leganés, 19 de agosto de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario