martes, 25 de agosto de 2009

CALLADA CON SUSPIROS DE SILENCIO.

Mísero de agua, transita el Butarque
entre sauces gigantescos,
mariposeando los insectos
ajenos a un Leganés que se precipita
hacia todo, repleto
de cacicadas e intereses.

Mísero de agua, pero no sediento,
camino del Manzanares
tiene el llanto de los contentos.

Espejo de mi vieja sombra,
hablamos con los ojos,
bailamos con las almas,
se va y se queda,
cordón interminable de vida y sueño,
sólo agua, alma y agua.

La vida eterna que se va
y se queda...
callada, callada
con suspiros de silencio.

Leganés, 25 de agosto de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario