lunes, 17 de agosto de 2009

TODA FE QUE ES ESPERANZA.

Aún azul el Guadarrama
me muestra su cima calva,
besando el sol en la tarde
acuna a un Madrid que corre
como lince hacia la nada.

Madrid es un ser sin sombra,
y baila cada albor con alas
de buitre enfermo, que estornuda
a este verano incierto y vago,
donde los viejos añoran otro tiempo
el del juego, siempre vivo
en su memoria, las tabas.

Hay tardes de exilio butarqueño
que mato el tiempo azul
con pausas dilatadas.

Y subo a la cucaña
victoriosa del ayer,
hablo con mi madre
vestida en blanca rosa,
que me dice sin decir:
que el cielo lo inventó
toda fe que es esperanza.

Leganés, 17 de agosto de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario