domingo, 30 de agosto de 2009

EN UN VERSO DE NOSTALGIA Y ESPERANZA.

Cuántos hombres como tú, padre, pasan en silencio,

cuántos como yo gritamos demasiado,

y en las luces del ocaso nos rendimos.

Y ahora que estando tú, y sin estar,

siento que escribimos y gritamos,

que tengo tiempos de silencio como tú,.

Y ahora que dormimos al ocaso,

acabamos este librillo de destellos

a la luz de una noche tenebrosa.

También padre, escribir es vivir,

confundiendo espacio y tiempo,

tu tiempo y mi espacio en uno…

en un verso de nostalgia y de esperanza.

JOSMAN.

Publicar un comentario