jueves, 17 de septiembre de 2009

MENTES POBRES O RETORCIDAS.

Empiezan a deshojar

los árboles de La Chopera,

enrejada y casi rectangular,

cárcel de hojas muertas,

agónicas y bailantes

en este viento casi otoñal.

¿Cómo puede haber seres humanos,

que cerquen el sepulcro

abierto de las hojas,

de las ramas quebradas por el viento?

¿Cómo Madrid y Leganés

cercan la naturaleza

que es de todos y para todos?

Empiezan a deshojar álamos y chopos,

y los alcaldes viajan en coche

con braseros bajo glúteos,

carceleros de la madre vida,

mentes pobres, o tal vez, retorcidas.

Leganés, 16 de septiembre de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario