domingo, 13 de septiembre de 2009

Y ESA AVARICIA DEL SER.

Cuando empieza uno a envejecer, entre las cosas que pudiera comprar y las que quisiera vender la primera sería una democracia pura, la segunda vender la avaricia del ser.

Entre las cosas que compro
y las que quiero vender,
tengo un alma cansada
y un corazón, que no se...
si late porque estoy vivo,
o ha empezado a envejecer,
al ver por siempre esta España
que la infecta algún poder;
siempre al que el pueblo elige
por su sueldo ¿o por saber?
engorda su bienestar.
-progresivo enriquecer-

Entre las cosas que compro
y las que quiero vender,
está la democracia pura
y esa avaricia del ser.

Valdilecha, 13 de septiembre de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario