viernes, 11 de septiembre de 2009

SOÑAR, PERO DESPERTAR.

Es bueno soñar, más como decía Machado, lo que importa, es despertar.
Los sueños deben ser los justos, como las fantasías que son sueños con atrezo, hay horas de realidad y otras de teatro, demos tiempo a las dos para seguir andando.

¡Oh, la cierva de mi edén,
que pace en praderas blandas!

Yo, en este hoy estoy soñando
con un nuevo paraiso,
siendo cierva o ¿qué se yo?
quizás gavilan celeste
y llevarte en mi pico
a mi nido para amarte,
en la eternidad que dicen,
en la otra dimensión
del universo invisible.

¿Cierva parda o gavilán?
pero dejemos los sueños,
tiempo es de despertar.

Leganés, 11 de septiembre de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario