lunes, 14 de septiembre de 2009

SE ENFANDAN LOS POLÍTICOS.

En ocasiones se enfadan los políticos, cuando opinamos de su gestión, de lo que creemos que son equivocaciones en nuestra opinión, hasta de los intereses oscuros que, muchas veces intuimos, eso les molesta, pero siempre hay una solución que regresen a sus profesiones en la empresa privada o pública, pero eso no, los salarios suelen ser más bajos, y aquí en España se defiende el sillón con uñas y dientes.

Se enfadan los políticos
si opinamos de su gestión,
de las cuestiones públicas,
de lo público, ¡por Dios!
debemos expresarnos todos,
si es que importa la nación,
comunidades y pueblos,
toda su administración,
los caudales dinerarios,
si se emplean esa acción
en los servicios sociales,
¡ahí debe estar su tesón!

Menos cemento y ladrillos,
una limpieza mayor,
sostener el medio ambiente
y una cultura mejor,
-pero cultura del pueblo-
no el artista figurón
que se lleva el dinero
por decir un sí o un no.

Opinemos y expresemos,
y si les jode es peor,
que regresen si se atreven
a su anterior profesión.

Leganés, 14 de septiembre de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario