sábado, 5 de septiembre de 2009

Y , ASÍ VIVO, CAMINANDO...

A veces me pregunto, por qué vivo, y tú también te lo preguntas, yo esta tarde noche de septiembre no he sabido explicártelo mejor, pero es así, sin más, porque en tu boca alivio mi sed, la sed de la vida, y eso ya es bastante, para seguir vivo y seguir caminando.

Se me secan los labios,
me olvido de hidratarme,
y después, cuando te beso
con aliento descafeinado...
me hidrato de tí
en la colmena donde te amo,
y merendamos diez frutas
combinadas con abrazos.

Después nuevamente,
como en una liturgia
de un poeta pagano,
tú resbalas por mi piel,
más tarde, el tiempo
se pone en pausa y olvidamos
que el ayer será mañana,
que entre llantos y quebrantos
yo seré como siempre soy,
y tú, una fuente de vida
soleada y tranquila,
agua divina y resucitadora.
Y, así, vivo, caminando.

Leganés, 5 de septiembre de 2009

JOSMAN.
Publicar un comentario