jueves, 24 de septiembre de 2009

NATURALEZA ASESINA POR ASESINADA

Todos los concejales, consejeros y ministro de Medio Ambiente de España, andan un poco a la luna de valencia, y el de Leganés más.

La naturaleza, nuestra naturaleza, nos da la vida y nos la quita, cuando nosotros atentamos día a día contra ella, ella, no se si en su locura o en legítima defensa, nos aniquilará colectivamente.

Se confunden poco a poco las estaciones y sus días, yo he visto una rosa viviente sobre una escarcha demasiado sólida.

El hoy y el ayer se confunden y me recuerdan a una anécdota ocurrida en mi infancia luarqueña allá por 1958, cuando una mañana observé en el río negro de la localidad asturiana de Luarca, como aprovechando la pleamar una trucha se adentró decididamente a la mar, a la alta mar de donde posiblemente jamás volvió.

Del mismo modo contó Antonio Machado que, sus padres se conocieron y enamoraron sobre el puente de Triana en Sevilla, observando como un delfín desorientado subió Guadalquivir arriba, hasta el propio corazón de la ciudad hispalense.

Me he asomado al Arroyo

de la Vega valdilechera,

y he visto mi barba cana

junto a este paso de los años.

Me he sentado en su orilla,

los álamos siguen siendo los mismos,

pero los gorriones, son sin duda,

una prolongación de generaciones

con vidas cortas pero intensas.

Ese canto eterno que acompaña

a la vega y al hortelano,

va clavado en mi memoria,

y a veces, me acompaña los momentos

en que pienso, lo que he sido y aún soy,

hortelano de verano,

cuando riego mi espíritu

y brota en mí, la emoción,

que es el fruto más preciado.

Y sin embargo, todo esto, lo estamos matando.

Leganés, 24 de septiembre de 2009

JOSMAN.

Publicar un comentario