domingo, 15 de marzo de 2015

JUSTICIA: ¿INDEPENDIENTE?


Nada ha cambiado, los hombres tenemos sed de justicia, y pasan no los años, pasan los siglos, y todo gira como la Tierra, alrededor de un mismo punto inexorable llamado poder, MONTESQUIEU, que murió en 1755, nos mostró lo que aún sufriríamos 260 años después, y seguiremos sufriendo, decía: "No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia".


Una Justicia elegida para su poder jerárquico de 20 miembros del modo siguiente: 12 a propuesta del Rey, 4 por el Congreso y 4 por el Senado, es simplemente, un cambalache político, que en 37 años han manejado PP y PSOE, la independencia judicial no existe, es por ello que, ¿qué clase de justicia me darán a mi, si soy yo quien elige la justicia? 

El Art. 122.3 de la Constitución, aniquila la democracia y la igualdad, y por ende, navegamos como las ratas en las cloacas sobre los excrementos flotantes de la corrupción.
Los ojos vendados sólo están para los robagallinas, para otros, siempre hay una rendija para ver.
JOSMAN

 "Montesquieu ha muerto decía: 
MARCELINO AGÍS VILLAVERDE PROFESOR DE FILOSOFÍA.


La frase es ya histórica y se le atribuye a Alfonso Guerra. Según parece, la pronunció en el año 1985, cuando el partido socialista aprovechó la mayoría parlamentaria que poseía para reformar la Ley del Poder Judicial. Se habían cargado la independencia del poder judicial y se jactaban de ello, enterrando a Montesquieu, el filósofo que defendió la inde- pendencia de los tres poderes del Estado.
El Consejo General del Poder Judicial había sido reiteradamente acusado de corporativismo y los socialistas, siempre fieles a la voluntad popular, decidieron que fuese el parlamento quien eligiese a los vocales del Consejo. Una fórmula que, inevitablemente, politizó dicho órgano. El "pacto por la justicia" acometido después por los populares, a través de una fórmula de elección mixta, ni acabó con el corporativismo, ni garantizó la independencia del poder judicial."


Publicar un comentario